Información

Madreselva para el invierno: recetas de preparaciones deliciosas y curativas.

 Madreselva para el invierno: recetas de preparaciones deliciosas y curativas.


La madreselva es la primera baya en las casas de verano. Madura en la segunda quincena de junio y es útil para un organismo hambriento de vitaminas. La baya se va rápidamente, pero es una excelente materia prima para preparaciones para el invierno, conservando el sabor y los beneficios originales.

¿Cuál es el uso de la madreselva?

La madreselva tiene un sabor refrescante y está llena de nutrientes. Las bayas cosechadas adecuadamente se pueden usar en invierno como fuente de vitaminas, pectina, minerales: calcio, potasio, yodo y fósforo, hierro y sodio. Se utiliza como agente antiinflamatorio, antifúngico, antibacteriano, diurético y colerético. Cuando es útil la madreselva:

  • a altas temperaturas;
  • con tos severa e inflamación del tracto respiratorio;
  • para la prevención de enfermedades virales;
  • para aliviar los dolores de cabeza, estabilizar la presión arterial, mejorar el estado de los vasos sanguíneos:
  • para normalizar el tracto digestivo.

Al incluir cualquier tipo de baya en su dieta, mantendrá el vigor, la eficiencia y la salud incluso en los meses de invierno y primavera más difíciles.

Video: sobre los beneficios de la madreselva.

Tipos de espacios en blanco de madreselva "calientes"

La madreselva es una baya de maduración temprana, debe recolectarla dentro de los 7 a 10 días. No es necesario esperar la maduración completa, en mermelada o jalea es bueno incluso en una forma ligeramente verde. Además, de la madreselva se obtienen deliciosas compotas, mermeladas, confituras, se retuerce con azúcar sin tratamiento térmico, se congela y se seca.

Mermelada

Para hacer la mermelada, necesitará bayas recién cosechadas, ligeramente verdes y azúcar en proporciones iguales. Cómo cocinar:

  1. Las bayas deben clasificarse, lavarse y secarse en un colador. Agregue azúcar y déjelo reposar hasta que aparezca el jugo. Esto tardará unas tres horas.
  2. Enciende el fuego y deja que la mermelada hierva a fuego lento. El tiempo de ebullición es de 5-6 minutos, y no olvides quitar la espuma.
  3. Retire la mermelada del fuego y déjela reposar de 6 a 7 horas.
  4. Vuelva a hervir la mermelada hasta que las bayas se hundan hasta el fondo de la olla.

El ácido cítrico evitará que la mermelada se endulce. Basta con añadir 1 g por litro.

La madreselva es rica en pectinas, por lo que la mermelada es espesa.

Mermelada y confitura

Para la mermelada, utilice madreselva y azúcar en la misma proporción que para la mermelada. Preparación:

  1. Triturar las bayas mezcladas con azúcar.
  2. Deje reposar la mezcla hasta que se forme un almíbar.
  3. Poner al fuego una cacerola con frutos rojos y llevar a ebullición.

Transfiera la mermelada terminada a frascos calientes.

La mermelada se transfiere a frascos solo caliente, enfriándose, espesa mucho

Para mermelada por 1 kg de bayas, necesitará más azúcar: 1,5 - 2 kg. Cómo cocinar:

  1. Ponga las bayas lavadas, el azúcar en una cacerola y llénelas con un vaso de agua.
  2. Cocine a fuego lento, revolviendo constantemente hasta que las bayas estén completamente hervidas.

Cuando la mermelada terminada se haya enfriado un poco, transfiérala a frascos y ciérrelos bien.

Puré

El puré es una excelente manera de conservar los nutrientes de la baya. Es conveniente dárselo a los niños y usarlo como una deliciosa medicina. Por 1 kg de bayas, debe tomar 0,5 kg de azúcar. Metodo de cocinar:

  1. Vierta las bayas peladas y lavadas con una pequeña cantidad de agua (1,5-2 tazas) y caliente al fuego sin que hierva.
  2. Mientras está caliente, muele las bayas con una licuadora hasta que quede suave.
  3. Agregue azúcar al puré, prenda fuego y, manteniendo la temperatura a no más de 85˚С, cocine a fuego lento durante 5 minutos.

El puré se coloca en frascos calientes y herméticamente cerrados. Es mejor guardarlo en el frigorífico. Pero para mermeladas, confituras y mermeladas, incluso la temperatura ambiente es adecuada.

Gelatina

La gelatina se prepara de dos maneras: con y sin gelatina. Para hacer esto, la baya se muele a través de un colador o se pica en una licuadora. El jugo se exprime a través de una gasa. No agregue más azúcar de la recomendada en la receta, de lo contrario la gelatina estará débil.

Método de hacer gelatina con un espesante:

  1. Para 1 kg de madreselva, prepare 700 g de azúcar y 3 cucharaditas de gelatina o agar-agar.
  2. Vierta azúcar en el jugo y caliente el almíbar hasta que el azúcar se disuelva por completo. Retire la sartén del fuego.
  3. Disuelva la gelatina o el agar-agar en agua tibia y viértalo en un chorro fino en un jarabe caliente, pero no hirviendo.
  4. Vuelva a encender el fuego debajo del almíbar y, mientras revuelve, hierva la gelatina.

Retirar la espuma y esparcir la gelatina sobre los frascos. Deben estar secos.

Cuanto menos azúcar hay en la jalea, más fuerte resulta.

El segundo método de cocción consiste en hervir el jugo con azúcar a fuego muy lento con agitación constante. Los ingredientes (excepto el espesante) se toman en la misma proporción. La gelatina es densa debido a las pectinas contenidas en la propia madreselva. El jugo debe hervirse por la mitad. La gelatina se coloca en frascos y se cubre con papel pergamino. De esta forma se almacena mejor. Es mejor mantener la gelatina en un lugar fresco.

Madreselva en jugo sin azúcar

La madreselva cocida en su propio jugo es una cura maravillosa para los resfriados invernales y un apoyo inmunológico. Puedes hacer gelatina y bebidas de frutas tónicas con ella. Se prepara al baño maría y prácticamente sin azúcar, aunque algunas amas de casa lo añaden en cantidades muy pequeñas. Necesitará frascos de jugo o botellas de vidrio con tapón de rosca y una cacerola ancha de lados bajos. Metodo de cocinar:

  1. Coloque una cacerola en la estufa, coloque un soporte de esterilización de latas o varias capas de estopilla y coloque las latas sobre ella.
  2. Llene todo el volumen de los frascos con bayas y vierta agua en la sartén para cerrar los recipientes en los "hombros".
  3. Encienda el fuego, hierva el agua y reduzca. A medida que las bayas hiervan, agregue nuevas porciones de madreselva a los frascos.
  4. Cuando los recipientes estén llenos de bayas y cubiertos con el jugo liberado, deberá dejarlos en llamas durante otros 10 minutos.

Los frascos con bayas preparadas se retuercen firmemente con tapas, se colocan boca abajo y se cubren con un paño tibio.

Los frascos invertidos de madreselva ya preparada deben enfriarse lentamente debajo de una manta.

Es mejor almacenar la madreselva en su propio jugo en el refrigerador o en una logia calentada. No use latas de metal ordinarias para apretar las latas, pueden oxidarse.

Video: compota de madreselva

Blancos sin tratamiento térmico

La tarea principal de la anfitriona es preservar no solo el sabor, sino también todos los nutrientes de la madreselva. Para ello, se utilizan métodos de recolección "en frío".

Madreselva, molida con azúcar

Para cosechar sin cocinar, la baya debe lavarse y secarse bien, y los frascos debajo deben esterilizarse. Para preparar puré de papas fresco, debe tomar una vez y media más azúcar que las bayas, porque en este caso actúa como conservante. Metodo de cocinar:

  1. Pase las bayas por una picadora de carne con una rejilla fina o pique hasta que estén suaves en una licuadora.
  2. Mientras revuelve la masa resultante, agregue gradualmente el azúcar.
  3. Deje que el azúcar se disuelva por completo y revuelva por otros cinco minutos.
  4. Divida el puré en frascos, vierta azúcar hasta 5 mm en cada frasco en la parte superior y cierre con un tornillo o tapa de plástico.

El puré solo se puede conservar en el frigorífico. Agregue ácido cítrico para evitar el azúcar.

Puede hacer madreselva confitada de la misma manera. Solo las bayas no se retuercen, sino que simplemente se amasan y se cubren con azúcar.

Madreselva seca

La madreselva seca se usa no solo como medicamento. Puede hacer pasteles con él, agregarlo a galletas, cocinar compota y hacer bebidas de frutas. Para secar, la baya no necesita lavarse, puede enmohecerse.

Las bayas ligeramente inmaduras se secan. La opción ideal es extender la madreselva sobre papel, cubrir con una gasa y dejar secar al sol durante una semana o 10 días. Por la noche, es mejor quitar la hoja con la baya de la calle. Si no es posible hacerlo al aire libre, la madreselva se seca en el horno a una temperatura de 60˚C durante 5-6 horas. La bandeja para hornear se cubre con papel de hornear y las bayas se colocan en una capa.

Las bayas secas se utilizan como base para el relleno de albóndigas y pasteles, a partir de ellas se cocinan jarabes y compotas, que se utilizan como colorante alimentario.

La madreselva seca se almacena en una bolsa de papel o lona. Las bayas pueden estropearse en frascos o recipientes de plástico.

Es mejor almacenar las bayas secas en un lugar fresco y siempre seco. Un casillero en una logia aislada o un refrigerador es el más adecuado. La vida útil de las bayas secas no es más de un año.

Congelación

Antes de congelar la baya, debe clasificarla, enjuagarla y secarla. Coloca la madreselva en una sola capa sobre una bandeja o plato plano y refrigera por un par de horas. Luego muévelo al congelador y déjalo congelar por completo. Si hay muchas bayas, el proceso será largo. Pero cuando se congela, permanecerá intacto y simplemente se puede verter en un recipiente o bolsa. Es más conveniente organizar la baya en porciones, para que luego no retire todo el paquete del congelador.

Para aquellos a los que les gustan los dulces, es adecuada una receta para congelar bayas con azúcar. La madreselva preparada se coloca en un recipiente en capas: una capa de bayas se alterna con una capa de azúcar (la cantidad de esta última es al gusto). No llene el recipiente más de ¾. El recipiente se cierra herméticamente con una tapa y se coloca inmediatamente en el congelador. La vida útil de las bayas congeladas es ilimitada.

Video: una forma fácil de congelar madreselva

La madreselva es una baya versátil. Debido a su sabor amargo, es adecuado no solo para platos dulces, también se puede utilizar para hacer salsas. Los deliciosos platos con la adición de esta baya te ayudarán a sobrevivir el invierno con buena salud.


La madreselva da fruto antes que otros arbustos de jardín, la cosecha comienza a mediados de junio. Para espacios en blanco, es mejor elegir bayas maduras y densas. Esto es importante, de lo contrario se estropeará el sabor del producto terminado. Las frutas recolectadas se limpian de escombros y se lavan bien con agua corriente. Una baya limpia debe arrojarse a un colador y esperar hasta que desaparezca el exceso de líquido.

Hay muchas formas diferentes de hacer gelatina de madreselva, todos encontrarán una opción adecuada. Puede hervir el jugo de bayas en la estufa o no someterlo a un tratamiento térmico, use varios espesantes: pectina, gelatina y agar-agar. El uso de diferentes bases de gelatina no afectará el sabor ni la apariencia del postre de ninguna manera.

Gelatina de madreselva sin cocinar

Hacer gelatina de madreselva sin hervir es fácil. Esto requiere solo dos ingredientes: bayas y azúcar. Las proporciones de los productos deben calcularse de forma independiente durante la cocción.

  1. Exprima el jugo de las frutas peladas y lavadas con un exprimidor o triture las bayas en un mortero y luego cuele la masa a través de varias capas de gasa.
  2. Agregue azúcar al jugo terminado. Por cada 200 ml de jugo de madreselva, se requieren 250 g de azúcar.
  3. Revuelva el azúcar hasta que se disuelva por completo.
  4. Preesterilice las latas para los espacios en blanco.
  5. Vierta el jugo en frascos, ciérrelos bien con tapas y póngalos en el refrigerador.

Para hacer gelatina de madreselva, solo necesitas 2 ingredientes: bayas y azúcar.

Gelatina de madreselva con gelatina

La gelatina es un espesante conocido y económico. La estructura del plato depende de la cantidad de polvo utilizada. Se agrega muy poco a las mermeladas de bayas y, para gelatinas fuertes, se aumenta su cantidad.

Para hacer un postre de madreselva con gelatina, necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1 kg de madreselva
  • 1 kg de azúcar
  • 20 g de gelatina.

La estructura del plato depende de la cantidad de gelatina.

  1. Disuelva la gelatina en polvo en agua tibia. Si se usa gelatina en láminas, debe llenarse con agua durante 5 minutos, luego exprimirse y derretirse en un baño de agua.
  2. Exprime el jugo de las bayas y filtra con un colador.
  3. Combine el jugo con el azúcar y la gelatina.
  4. Hervir el almíbar de madreselva a fuego lento, revolviendo constantemente.
  5. Una vez que el azúcar se haya disuelto, no retire la sartén de la estufa durante otros 15 minutos hasta que espese.
  6. Coloque el producto terminado en frascos esterilizados. Enfríe la gelatina a temperatura ambiente, luego coloque los espacios en blanco en el refrigerador o en el sótano.

Gelatina de madreselva con agar

Sustituto vegetal de la gelatina - agar-agar. Funciona de manera más eficaz que otros espesantes y no afecta en absoluto el sabor del plato terminado.

Para la gelatina de madreselva con agar-agar necesitarás:

  • madreselva - 1 kg
  • azúcar granulada - 1 kg
  • agar agar - 1 cucharadita por 250 ml de almíbar de frutos rojos.

El agar agar es más efectivo que otros espesantes naturales y no afecta el sabor del plato.

Proceso de elaboración de gelatina:

  1. Exprime el jugo de las frutas lavadas y agrega azúcar.
  2. Lleve el recipiente de almíbar a ebullición a fuego medio, cocine durante 15-20 minutos.
  3. Enfríe el almíbar preparado a temperatura ambiente.
  4. Disuelva la cantidad requerida de agar en agua fría y mezcle con el jugo enfriado.
  5. Regrese la sartén a la estufa, hierva la mezcla y luego cocine por 5 minutos.
  6. Ponga el postre caliente en frascos y ciérrelo bien.

Gelatina de madreselva con pectina

La receta de gelatina de madreselva con pectina se diferencia en que la masa de bayas prácticamente no necesita hervirse. Debido a esto, la mayoría de las vitaminas se retienen en los espacios en blanco.

  • 1,25 kg - madreselva
  • 1 kg - azúcar
  • 20 g - pectina.

La pectina ayuda a conservar la mayoría de las vitaminas de la preparación.

Hacer gelatina de madreselva:

  1. Es bueno lavar las bayas con agua y luego ponerlas en un colador para drenar el exceso de agua.
  2. Moler la madreselva en un mortero y batir con una batidora.
  3. Combine la masa de bayas con azúcar, ponga a fuego lento y revuelva constantemente. Se necesita un poco de calor para disolver rápidamente el azúcar.
  4. Mezcle la pectina con una cucharada de azúcar granulada, agregue al almíbar tibio y mezcle bien.
  5. Transfiera la mezcla dulce de madreselva a frascos limpios y esterilizados.
  6. El postre terminado debe envolverse en una manta y enfriarse lentamente, después de lo cual los espacios en blanco deben almacenarse en el refrigerador.

Gelatina de madreselva en una olla de cocción lenta

La multicocina es un dispositivo multifuncional que ayudará a ahorrar tiempo y esfuerzo a la hora de hacer gelatina. Para la receta, necesitas azúcar granulada y madreselva.

La cosecha de madreselva se puede almacenar hasta por 1 año

  1. Lave bien las bayas y tritúrelas un poco con un machacado, luego colóquelas en una olla de cocción lenta y encienda el modo "Guisado". Cuando se calienta, la masa de bayas se asentará y dará jugo. Tan pronto como aparezcan burbujas y la madreselva comience a hervir, debe apagar inmediatamente la calefacción.
  2. Deje que las bayas se enfríen un poco y exprima el jugo con una gasa.
  3. Mida la cantidad de jugo resultante y agregue azúcar en una proporción de 1: 1. Después de eso, vuelva a poner la mezcla en la olla de cocción lenta en "Estofado" y deje hervir.
  4. Cuando hierva, retire la espuma resultante y ponga la gelatina caliente en los frascos.


Preparar bayas para mermelada

Antes de hacer la mermelada, debe preparar adecuadamente las bayas de madreselva. Esto asegurará que obtenga un producto de calidad.

  • Necesita recoger bayas solo en climas soleados. Después de la lluvia, no debe hacer esto, debe esperar hasta que las frutas se sequen.
  • Es aconsejable cocinar la mermelada de inmediato, ya que las bayas están mal almacenadas.
  • Al cosechar, es recomendable elegir bayas maduras. Se supone que las frutas dañadas y podridas deben desecharse.
  • También debe separar las bayas fuertes de las demasiado maduras. Los primeros son aptos para la elaboración de mermeladas de frutas enteras. La madreselva demasiado madura se puede utilizar para las variedades ralladas.
  • La basura debe eliminarse de las frutas.
  • Debe lavar las bayas con mucho cuidado para no aplastarlas. Lo mejor es poner la madreselva en un colador y enjuagar con agua corriente sin tocarla con las manos. Luego, extiéndalo suavemente sobre una toalla para que se seque.

Después de preparar las bayas, puede comenzar a trabajar.


Receta de mermelada de madreselva cruda sin hervir

Si lo hace sin cocinar, se conservarán todas las vitaminas y minerales.

  • 1 kilogramo de madreselva
  • 1,5 kg. Sáhara
  • 2 gramos de ácido cítrico (evita el azúcar).

Las materias primas se interrumpen con una licuadora o en una picadora de carne.

Se vierte azúcar en la mezcla y se agita hasta que se disuelva. Al final del procedimiento, se puede agregar ácido cítrico. En general, lo llamaría no mermelada, sino vitamina o mermelada cruda, pero la esencia es la misma: esta preparación para el invierno es inusualmente saludable y sabrosa.


Cómo almacenar verduras en invierno.

¡Hola queridos amigos!

A principios de otoño, la gran mayoría de los jardineros de nuestro país vuelven a prometerse "no plantar tanto más" y, mirando los centavos de feos calabacines con manzanas, buscan un lugar para un almacén y se les ocurren formas de almacenamiento adecuado. ¿Cómo conservar las verduras con una mínima pérdida de vitaminas y nutrientes beneficiosos?

Para colocar un cultivo durante un período de almacenamiento prolongado, los tipos de variedades de verduras y frutas se utilizan solo en los períodos de maduración tardía y media tardía. Las variedades de maduración temprana generalmente se procesan, secan o enlatan para el invierno. Solo se eligen para el almacenamiento frutos sanos, en buen estado, limpios y secos de madurez normal.

Almacenamiento de ajo

Se puede mantener en una habitación oscura ordinaria atando sus cabezas en trenzas. Después de recolectar, se seca al aire durante varios días, cortando la pluma y no hasta la base. Luego se unen con "colas", se envuelven en tela de polipropileno (bolsas de azúcar) y se cuelgan en un lugar oscuro, lejos de los radiadores.

La segunda opción es pelar los dientes de ajo y verter aceite vegetal, consiguiendo simultáneamente dos productos en uno, siempre ajo fresco y aceite de ajo curativo para salsas.

La tercera forma: las cabezas de ajo se sumergen en parafina caliente, haciendo una especie de momificación.

Le sugiero que lea un artículo detallado sobre "cómo conservar el ajo".

Almacenamiento de cebollas de nabo

Los bulbos deben secarse durante al menos una semana, muestras grandes, de dos a tres semanas.

Por lo general, se utilizan colchas viejas o telas no tejidas para la ropa de cama. Para el almacenamiento, los bulbos se seleccionan sin rastros visibles de enfermedades, fuertes y densos al tacto.

Al igual que el ajo, las cebollas se cuelgan en habitaciones oscuras y secas lejos de los puntos calientes o se almacenan en recipientes de malla, cestas de mimbre y redes.

Sugiero leer el artículo detallado "almacenamiento de cebollas".

Almacenamiento de remolachas, zanahorias, nabos y rábanos.

Todos los cultivos de raíces deben limpiarse del suelo: remolacha, rábanos, zanahorias, chirivías o nabos. Se rompen las puntas de las remolachas y se conservan las raíces. Los cultivos de raíces se almacenan en grandes contenedores o cajas, colocándolos en capas entre aserrín seco, arena, turba, heno o cáscaras de cebolla.

La tiza se agrega a la turba o arena en una proporción de 1 a 10.

Las zanahorias se conservan mejor si las raíces se sumergen en una solución viscosa de arcilla y se secan al aire.

Almacenamiento de patatas

En los viejos tiempos, las patatas se guardaban en un hoyo cavado de dos metros de largo, cubriendo los tubérculos con una capa de 70 cm de paja y césped encima. Ahora, se secan sobre una tela extendida y antes de la colocación invernal, previamente almacenados en sombra absoluta bajo un dosel de la calle, a una temperatura de 14-18 ° C.

Habiendo aguantado un mes, se colocan en grandes cajas sobre soportes a 20-25 cm del suelo y con agujeros en las paredes.

El segundo método consiste en extender varias capas de material no tejido, distribuir uniformemente los tubérculos y cubrir por encima.

Las patatas se almacenan a una temperatura positiva de 2-4 ° C, quitando periódicamente los brotes, evitando un exceso de humedad o secando. Es bastante difícil conservar toda la cosecha durante mucho tiempo, las patatas se congelan a 0 ° C y germinan a 5 ° C.

Una buena adición a la conservación es rociar los tubérculos con hojas frescas de serbal picadas.

Lea otro artículo interesante sobre "cómo conservar las patatas"

Almacenar manzanas

Inmediatamente después de la recolección, las manzanas se colocan en un lugar fresco y las frutas en buen estado y no enfermas se separan de las "defectuosas". Utilice variedades tardías sujetas a almacenamiento a largo plazo. Las manzanas se guardan en cajas, como los cultivos de raíces, solo se limitan a aserrín seco o heno, sin el uso de arena y tiza.

En los viejos tiempos, las manzanas se guardaban en despensas locales separadas con paredes blanqueadas con cal. Lea sobre otras formas de almacenar manzanas en el artículo "Cómo almacenar manzanas en invierno".

Almacenamiento de cabezas de repollo

Se cortan tocones de repollo de las cabezas de repollo y se eliminan las hojas marchitas. El repollo se almacena en contenedores o cajas grandes, con capas de paja. Las cabezas de repollo se envuelven en paja para que no entren en contacto entre sí.

La segunda opción: las cabezas de repollo se rocían con tiza y se colocan entre capas de material no tejido, directamente en el piso.

La tercera forma: el repollo se envuelve en papel y se coloca en los estantes, cambiando periódicamente el papel húmedo para que se seque.

Puede leer más sobre los métodos de almacenamiento de repollo AQUÍ.

La duración del período de almacenamiento está determinada en gran medida por la calidad del trabajo preparatorio, la recolección oportuna de la cosecha, las condiciones de conservación y los factores climáticos en las instalaciones de almacenamiento.

En ausencia de una oportunidad guardar verduras, raíces y frutas frescas, no se molesten: enlatar, secar y congelar verduras, porque nadie ha cancelado. ¡Nos vemos!


Cómo almacenar calabaza cortada

A menudo, las calabazas crecen tanto que una familia numerosa no puede comerlas ni siquiera en una semana, por lo que debe decidir cómo mantener la calabaza cortada y qué hacer con ella.

  1. Lo mejor es cortar la calabaza entera en porciones, envolver en papel film y poner en el frigorífico. Entonces ella se acostará fácilmente durante 14 días.
  2. Si envuelve rodajas de calabaza cortada en papel de aluminio, permanecerá en el refrigerador durante 30 días. La lámina debe cambiarse de vez en cuando.
  3. Frotando la calabaza sobre una grande y colocándola en el congelador en un piquete, puede guardar la calabaza durante mucho tiempo. Además, este método ahorra tiempo a la hora de cocinar.
  4. Lubricando los cortes de calabaza con grasa vegetal, no se secará.


Reglas para descongelar el producto.

Agregar bayas a la masa, usar para té, bebida de frutas no requiere descongelación preliminar. Introducimos inmediatamente la preparación en el plato. Para consumo directo, uso en postres, se requiere descongelación previa. Es mejor congelar la madreselva en pequeñas porciones durante el invierno. Será más fácil de alcanzar, tardará menos en descongelarse.

Métodos de descongelación correctos:

  • refrigerador.
    Colocamos la pieza congelada el día anterior. Poco a poco irá desapareciendo sin pérdida de propiedades.

  • microonda.
    Solo se utiliza el modo especial. La madreselva se descongelará rápidamente. Solo el producto perderá parte de la valiosa composición que el cuerpo necesita en invierno.

  • agua fría.
    Alternativa al frigorífico. Llene solo el empaque sellado. El líquido debe reemplazarse cada 2-3 horas.

No vierta agua caliente y tibia sobre la madreselva. Nos olvidamos de calentar radiadores, condiciones de la habitación. Las bayas se descongelan rápidamente de esta manera, solo pierden jugo, sabor, vitaminas.

Es mucho más fácil congelar madreselva que muchas otras frutas y bayas. No es necesario lavarlo a fondo, basta con enjuagarlo varias veces. No es necesario extraer los huesos.

Si es necesario, el producto es fácil de moler, exprima el jugo. En invierno, tal espacio en blanco definitivamente encontrará una aplicación, lo deleitará con el sabor y solo traerá beneficios para la salud. Otra forma de conservar las bayas para el invierno es secar la madreselva en una secadora eléctrica.


Ver el vídeo: Después de hacer este Pollo no lo comerás de otra manera!